Salas Eléctricas


Las salas eléctricas transportables BMV, son construídas enteramente en acero y materiales no combustibles. En su interior incluyen habitualmente centros de control de motores, celdas de partida de motores y celdas de distribución tanto en baja como en media tensión.

Como los equipos contenidos en las salas eléctricas son completamente prealambrados y probados en fábrica, lo único que debe hacer el cliente cuando la sala eléctrica es despachada es:

A) Montar la sala eléctrica en una fundación adecuada tal como un radier de concreto o simplemente pilotes.

B) Realizar las conexiones de entrada y salida a las cargas.

BMV, en el mercado eléctrico de Chile desde 1982, ha suministrado sus salas eléctricas transportables a importantes compañias mineras tales como Escondida, Collahuasi, Soquimich, etc.

La utilización de salas eléctricas transportables pre-fabricadas BMV, incluyendo el equipamiento interior alambrado y probado en fábrica, conlleva importantes reducciones de costos:

  1. Bajo costo de instalación. El trabajo en terreno y los materiales son fuertemente reducidos ya que la sala eléctrica llega lista para ser conectada.
  2. Facilidad de instalación. Instalaciones en sitios desérticos, a gran altura o inhóspitos son enormemente facilitados al requerir menos personal en terreno.
  3. Mínimo tiempo de puesta en servicio. Cada alambrado y la operación de cada equpo han sido revisados y probados en fábrica.
  4. Disminución de atrasos en la instalación. Atrasos en terreno al tratar de coordinar múltiples vendedores son eliminados.
  5. Reducción del tiempo de compra. La programación y el despacho son manejados a través de un solo contacto, requiriéndose una sola orden de compra.
  6. Diseño según las necesidades del cliente. Las salas eléctricas pueden ser construidas casi de cualquier forma y tamaño y también contener en su interior equipos de distintos fabricantes, según el cliente lo requiera.